sábado, marzo 12, 2005

Detalles de mi madre

-Escuchando: "Like Toy Soldiers, de Eminem"

Hola!! ¿qué más de nuevo? Yo aquí en mi computadora escribiendo este nuevo post, y sintiendo que mi vida mejora cada día... Hoy llegaron unas tías a hacerme visita... especialmente una de mis tías de Barranca, mi tía Ninoska... y me trajo cosas de parte de mi abuela Mayo y mi madre... Ibeth. El propósito de este blog no es decirles: "hey, mi mamá y mi abuela me trajeron dulces y ropa", porque no es eso... es ese pequeño detalle de ver la letra de tu madre escrita en un papel... luego de casi 1 año y 3 meses de no verla... a mí casi me manda a llorar eso... es como si Elizabeth me hubiera dicho: "Fer, me vengo a Colombia a vivir contigo.", no sé... es una sensación tan hermosa el ver a tu mamá escribir algo, así sea: "Hola, Mayo, su papá y yo les mandamos estos dulces. Las gomitas son una bolsa para Wendy y la otra para Fer, el resto se lo reparten entre los dos..." Eso a mí... me bajó la guardia... quise guardar ese papel, de hecho, eso haré... guardarlo como el más sagrado de mis tesoros, como si fuera una foto de Elizabeth o una camisa del América de Cali... ya que con la muerte el año pasado de mi abuelo Emérito, la vida me enseñó que no todo puede ser para siempre... cosa que si bien yo sabía, jamás pensé que podría aplicarse a tanto. En fin, el punto es que recordé a Ibeth (mi madre), recordé a Fernando (mi padre), a Jhon (mi hermano), a mis primos, a Wendy (mi hermana) y finalmente me recordé a mí mismo... llorando porque quería volver a sentir el sabor de la comida de mi mamá... Nota: en estos momentos lágrimas escapan de mis ojos... mientras escuchaba Home Sweet Home de Mötley Crue... ya hace exactamente 1 año... Hoy, recuerdo muchas cosas de mi natal Barrancabermeja, a la que quiero que algún día las fotos de don Vagón, o doña Flower retraten así de hermosas como se ven las fotos de su querido México... a la que quiero que algún día sea tan poderosa como el glorioso Distrito Federal de Elizabeth, que algún día tenga tanto valor histórico y celestial como la Puebla de Gisell y Karla... tanta importancia como la tiene la Bogotá de Ángela... que tenga todo el poder legendario que merece una tierra como esa... Recuerdo mis salidas por la Avenida del Ferrocarril en la C-90 de mi mamá... sólo a sentir el viento en mi rostro... o a Rockbar, diagonal a la Panadería Punto Fijo, ir a la Universidad en la Sede de Cotraeco a estudiar... se me vienen tantas cosas, el olor de la casa, el asfalto de sus calles, la refinería que por muy dañada o vieja que esté es tan mía como mis brazos o piernas... y que algún día espero mostrar... esa ciudad de Colombia de la que sus detractores hablan y hablan pero que no han vivido porque sencillamente no tienen los cojones para hacerlo, de la que se burlan algunos porque no tiene cosas que una ciudad como Bogotá se hizo en 400 años... cuando tiene cosas que muchos pueblos de su misma edad (84 años), jamás tendrían, una refinería, comercios, progreso... si bien está muriendo, todavía vive, así sea conectada a un respirador... Cuando sentí que necesitaba volver allá, a verla con los ojos de quien vive lejos... sentí que mi misión era defenderla con garras y dientes, así como ustedes, blogueros mexicanos, mis honorables maestros (Zoë, Ely, Gi, Kawito, Aya, Ataxia, Orlando.alias.Luis, y otros que se me escapa mencionar...), me enseñaron alguna vez... así como mis amigos, ya sea bebiendo café en un Starbucks en Plaza Esmeralda o Av. Satélite (Aly y Saris), o escuchando música en algún rincón de la delegación de Iztacalco (mi Condesa Elizabeth), o saliendo a beber a La Plaza en Tijuana (Zoë y Sosa), o caminando por las calles de Puebla la Antigua y Heroica (Gisell y Karla), o luchando como yo por su título en alguna de esas gloriosas universidades (Pepe y Ulises) me enseñaron también... así he de defender mi casa, porque ya lo dijo Malba Tahan en "El Hombre que Calculaba", bajo la voz de Beremís Samir, insigne matemático: "Aquél que olvida su patria, sus orígenes, no es más que una ser triste y miserable..." Todo eso sentí cuando vi de nuevo la letra de Ibeth, mi madre, a quien amo mucho... porque sin ella no existiría el creador de FB, no existiría el mito del Diario del Tejedor, ni existiría Niegvanel, no existiría un "cuídense!" como el que siempre entono de despedida... no existiría la leyenda de ElNovioDeLiz, ni existiría aquel embajador de buena voluntad y sin título diplomático de México en Colombia y viceversa... no existiría mi sueño de un mundo sin fronteras, ni existiría... ni existiría yo.

Cuídense!! Y recuerden:

"Aquel que olvida su patria no es más que un ser triste y miserable."
-Malba Tahan, en el Hombre que Calculaba.

1 Pensamientos:

Blogger Toda una mujer dijo...

Hola Tejedor.. me has dejado con un nudo en la garganta.. se bien lo que sientes.. lo he sentido.. lo he vivido.. Me imagino cuanto extranas tu patria.. bello post.. pero mas bellos tus sentimientos.. besos..

11:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home